La situación política actual, desde la filosofía de Gustavo Bueno

Blog_del_suscriptor_146248836_11863039_1706x960
Gustavo Bueno (1924-2016)

Valbuena, Felicísimo (03 de Noviembre de 2019). La situación política actual, desde la filosofía de Gustavo Bueno, La Nueva España, 32.33.

revistametabasis.com

ISSN 2605-3489

Poesía y Verdad… Muy pronto en el Número 4 de Revista Metábasis

Problema de ApolonioAhora bien, el soneto Suelta mi manso, mayoral extraño, tiene un sentido literal y prosaico cuya racionalidad noetológica –no por ello científica estricta, alfaoperatoria sino prudencial betaoperatoria– pueda serle reconocida al margen y previamente a su sentido poético. Un sentido que sólo se nos manifiesta en su interpretación alegórica, cuando manso (y sólo a través del autor y de otras obras suyas, como causa eficiente y formal) nos lleva a la mujer. Pero a la mujer vista no como mero sustituto de un referencial que pudiera ser simplemente desplazado, sino como un manso fingido que sustituye a una mujer real, y como una mujer real vista poéticamente como un manso, según sus querencias específicas y por encima de su voluntad. No por ello la interpretación poética del soneto pierde racionalidad, tan sólo pierde la racionalidad prosaica.

En cambio, el teorema I,1 de Euclides despliega una racionalidad noetológica que nos conduce a verdades científicas (a identidades sintéticas) y que excluye, como mera ficción metafísica, cualquier interpretación alegórica, por ejemplo, la interpretación metafísica de quienes creyeron ver en los teoremas encadenados de Euclides, y aún en el encadenamiento de sus libros, una escala que vendría a desembocar en una visión del Mundo –aún acariciada por Kepler– como un sistema de poliedros regulares envueltos por un dodecaedro cósmico.

Bueno, G. (2009), Poesía y verdad. El Catoblepas, Nº 89, 2.

revistametabasis.com

ISSN 2605-3489

 

La teoría de la literatura en el próximo Número 4 de Revista Metábasis…

Blog_del_suscriptor_146248836_11863039_1706x960
Gustavo Bueno (1924-2016)

Sin embargo lo cierto es que la llamada crítica literaria asume ordinariamente el cometido de informarnos con todo el detalle y escrupulosidad posible de «circunstancias» que parecen externas al poema, pero que resultan no serlo siempre, si es que en ellas encontramos las referencias mismas que le confieren su pleno significado poético. La crítica recurre al autor, que lejos de ser segregable enteramente de la obra, como algunos pretenden –Roland Barthes, por ejemplo–, desempeña a veces el papel de hilo conductor de las asociaciones literarias a través de los caminos extrínsecos de la biografía. Es cierto que muchas de estas circunstancias, aunque externas a la inmanencia textual del soneto en concreto, no son sin embargo externas al cuerpo literario constituido por la obra completa del autor, obra que constituye de algún modo un «campo inmanente» de investigación hermenéutica. El Vireno del «collarejo azul» se relaciona obviamente con el manso del soneto que comentamos, que no figura con nombre propio.

Bueno, G. (2009). Poesía y verdad. El Catoblepas, Nº 89, 2.

revistametabasis.com

ISSN 2605-3489

 

Porque seyendo en vigilia pensantes… Adelanto del Número 4 de Revista Metábasis

metabasis-004-050371

 

Vázquez Vega, J. (2019). Porque seyendo en vigilia pensantes… La hipóstasis de la vigilia como estirpe ctónica de la νόησις νοήσεως νόησις aristotélica: una hipótesis peregrina. Revista Metábasis, Nº 4, 5.37.

 

revistametabasis.com

ISSN 2605-3489

 

 

Santiago Montero Díaz y Gustavo Bueno

Santiago Montero Díaz Núñez SeixasUna relación tan estrecha implicaba un trato que iba más allá de lo académico. Un alumno de doctorado le escribía en 1959 que «Hay algo de humano en Vd. que se desborda del simple catedrático». El filósofo Gustavo Bueno (1924), que no fue alumno en sus clases, pero que consideraba a Montero su maestro «fuera de ellas», mantuvo una escasa relación epistolar con él después de establecerse como catedrático de Filosofía en la Universidad de Oviedo en 1960. No obstante, el ejemplo de su antiguo profesor siempre fue influyente en su quehacer intelectual, como le confesaba años más tarde:

Independientemente del aparente alejamiento en que vivo respecto de Vd., sigue Vd. siendo para mí lo que fue siempre: mi maestro y consejero, una referencia inexcusable (“haz esto como si D. Santiago te viese”, me he dicho muchas veces), un hombre a quien mi respeto aumenta con el tiempo.

Núñez Seixas, X. (2012). La sombra del César. Santiago Montero Díaz, Una biografía entre la nación y la revolución. Granada: Editorial Comares, 191-2.

 

revistametabasis.com

ISSN 2605-3489

 

 

Clausewitz y las guerras del presente

Anzaldi ClausewitzEl análisis clausewitziano de las tensiones entre las intenciones y los sentimientos hostiles, y de la falsedad real de la apariencia menos política de una guerra más violenta y de la apariencia más política de una guerra menos violenta, elucida la diferencia entre fenómeno visible y realidad efectiva. En este sentido, sugiere la apertura de un campo de discusión específico. La cuestión de la intensidad es útil para abordar algunos debates centrales del pensamiento político-estratégico. Por ejemplo, patentiza el error conceptual en que recayera el US Army cuando en el año 1985 comienza a operar con el Manual Military Operations in Low Intensity Conflict, pues confunde la intensidad de la guerra —a la que llaman con el término genérico «conflicto»— con la escala de uso material. Es decir, confunde la política con la tecnología, repitiendo los errores que condujeron a la derrota en Vietnam y a las más que comprometidas situaciones en Irak y Afganistán. ¿Cómo puede haber guerra si la intensidad es baja? Precisamente, más allá de la escala o el volumen de fuego, la guerra por razones ideológicas, es una de las más altas en intensidad, apenas superable por la de base religiosa. La interpretación de la tesis clausewitziana de la primacía real, luego, operacional, de la política sobre las armas, posibilita distinguir el orden jerárquico de los clivajes o, en lenguaje clausewitziano, la naturaleza de las intenciones contradictorias en un lugar de dominancia sobre las cuestiones operacionales. De este modo, se evita la confusión de signo tecnocrático entre la intensidad de la guerra y el volumen de fuego o la cantidad de recursos empleados en la guerra.

Anzaldi, P. (2019), Clausewitz. La ciencia política de la guerra. Filosofía, ejército y pueblo. Buenos Aires: SB Editorial, 9.

 

revistametabasis.com

ISSN 2605-3489