Fernando López-Mirones, caballero de la Hispanidad

«los españoles y por extensión los hispanos de todo el mundo tenemos una característica que debe ser genética, la xenofilia o filoxenia. Se trata del aprecio a lo extranjero, a lo distinto, a lo de otros pueblos. Todo lo de fuera nos parece mejor que lo nuestro. Mientras un alemán recorre el mundo bebiendo la misma marca de cerveza que ingiere en su casa de Múnich, un miembro del antiguo Imperio español se bebe, se come, se fuma y se enamora de cualquier cosa extranjera que se cruce en su camino».

López-Mirones, F. (2022). Yo, negacionista. Córdoba: Editorial Almuzara, 211. En Rodríguez Pardo, J. M. (2022)Confesiones de un divulgador científico hispano. Revista MetábasisNº 14, pp. 111-120.

revistametabasis.com

ISSN 2605-3489

Y como anticipo del 5 de Febrero… El fin de la Metafísica este domingo 22 de Enero

El 22 de Enero, conferencia internacional sobre El fin de la Metafísica, con el Dr. José Manuel Rodríguez Pardo. Anticipo del Seminario sobre La Ontología materialista de Gustavo Bueno que iniciará el 5 de Febrero.

revistametabasis.com

ISSN 2605-3489

El 25 de Enero… La Filosofía Política de Gustavo Bueno

Sigue nuestro curso sobre La Filosofía Política de Gustavo Bueno.

Exclusivo para Patreons.

¡El 25 de Enero iniciamos!

revistametabasis.com

ISSN 2605-3489

El 5 de Febrero… La Ontología materialista de Gustavo Bueno

¡No esperes más! El 5 de Febrero… Seminario Internacional sobre La Ontología materialista de Gustavo Bueno. Organizan la Red Peruana de Materialismo Filosófico y la Universidad Nacional Mayor de San Marcos ¡Suscríbete!

Para inscribirse, escribir a materialismofilosoficoenelperu@gmail.com, o contactar al WhatsApp  +51 973 202 127

y rellenar el formulario:

https://tally.so/r/3xVLad

revistametabasis.com

ISSN 2605-3489

Comparte:

En Enero… La ecología oscura

Lo que me encontré cuando me paré ahí […] fue una especie extraña de estrella de mar colosal, seis brazos, más grande que un sartén, sangraba un dorado oscuro en el agua quieta como si fueran llamas. La mayoría de nosotros profesionales habíamos acuñado le habríamos bautizado bajo el nombre científico de “el destructor de mundos”. Cubierto en espinas, mientras que, a lo largo de sus bordes, podía ver en su contorno en un verde esmeralda para los cilios traslucidos más delicados, miles de ellos, propulsándolo a lo largo de su ruta de acecho; otra estrella marina, pero más pequeña. […] Entre más la veía, menos comprensible esta criatura era para mí. Entre más extraña se me hacía, más crecía mi sensación de no saber nada en lo absoluto –nada sobre naturaleza, nada sobre ecosistemas. […] Y si la continuaba mirando, sabía que al final tendría que admitir que sé menos que nada sobre mí misma, sea verdad o mentira.

(VanderMeer J. (2021). Annihilation.

Inglaterra: Fourth State)

revistametabasis.com

ISSN 2605-3489

En Enero… La Historia trata de lo particular

la historia es una disciplina comprometida, casi sin excepción, con lo particular en tanto existe un sujeto que ejecuta la acción, un tiempo en el que la realiza y un lugar en donde se desarrolla. Por tanto, es irrepetible, aunque muchas acciones individuales presenten comportamientos similares ante situaciones equivalentes; [de forma que,] lo particular, por representativo, es constitutivo para el trabajo del historiador.

(Gutiérrez Herrera, L., Buelna Serrano, M. E., Ávila Sandoval, S. (2004): “Razón y racionalidad en el discurso histórico”, Análisis Económico XIX: 41).

revistametabasis.com

ISSN 2605-3489

En Enero… El poeta ostenta un poder divino

«Porque es una cosa leve, alada y sagrada el poeta, y no está en condiciones de poetizar antes de que esté endiosado, demente, y no habite ya más en él la inteligencia. Mientras posea este don, le es imposible al hombre poetizar y profetizar. Pero no es en virtud de una técnica como hacen todas estas cosas y hablan tanto y tan bellamente sobre sus temas, cual te ocurre a ti con Homero, sino por una predisposición divina, según la cual cada uno es capaz de hacer bien aquello hacia lo que la Musa lo dirige; uno compone ditirambos, otro loas, otro danzas, otro epopeyas, otro yambos. En las demás cosas cada uno de ellos es incompetente. Porque no es gracias a una técnica por lo que son capaces de hablar así, sino por un poder divino, puesto que si supiesen, en virtud de una técnica, hablar bien de algo, sabrían hablar bien de todas las cosas» (Platón, Ión, 534b-c)

revistametabasis.com

ISSN 2605-3489

En Enero…

Revista Metábasis

Número 14

Año 2023

revistametabasis.com

ISSN 2605-3489

En Enero… El Laocoonte como reflejo de la perfección del espíritu griego

En cuanto a las estatuas exclusivamente trabajadas con la herramienta, la más bella es sin duda alguna el Laocoonte. En esta obra, atentamente considerada, se puede ver perfectamente con qué habilidad y seguridad el escultor ha recorrido toda la obra con la herramienta, para no alterar los toques más hábiles por un largo frotamiento. La epidermis de esta estatua parece un poco basta en comparación con la piel lisa de otras figuras, pero esta tosquedad es como un terciopelo suave, comparado con la seda brillante.

La epidermis del Laocoonte, es, por así decir, como la piel de los antiguos griegos que no se hallaba dilatada por el empleo frecuente de los baños calientes, ni arrugada por el abuso de las fricciones, como sucedía con los romanos, depravados por el lujo. Por la piel de aquellos hombres corría un sudor saludable, semejante al primer vello que cubre la barbilla del adolescente. (Winckelmann, J. J., 1989. Historia del arte en la antigüedad. Madrid: Editorial Aguilar, 315)

Laocoonte es la representación del más vivo dolor que pueda experimentarse en los músculos, los nervios y las venas. La sangre, en efervescencia por las mordeduras mortales de las serpientes, se traslada con toda rapidez a las vísceras, y todas las partes del cuerpo en contracción expresan los más crueles sufrimientos. El escultor ha puesto en juego por medio de este artificio todos los resortes de la naturaleza y ha dado a conocer todo el alcance de su ciencia. Mas en la representación de estos horribles tormentos se ve también el alma firme de un gran hombre que lucha contra su desgracia y que quiere ahogar las angustias de su dolor, como lo demostraré en la descripción de esta estatua en la segunda parte de esta obra (Winckelmann, J. J., 1989, 220).

revistametabasis.com

ISSN 2605-3489

Muy pronto… Las serendipias de la industria farmacéutica

Y fue precisamente la empresa farmacéutica estadounidense Pfizer la protagonista de una de las más estupefacientes historias de serendipias de los últimos tiempos; la famosa pastilla azul compuesta por sildenafilo que acabó con la paz de muchas parejas maduras al reactivar, digamos, la capacidad de oferta amatoria del macho humano implicado.

En el Hospital de Morrison, en Gales, el Dr. Ian Osterloh estaba realizando ensayos clínicos sobre una droga con supuestos beneficios para combatir la angina de pecho y la hipertensión arterial, cuando observó una extraña reacción en los voluntarios varones del experimento: no devolvían las dosis sobrantes. Pronto quedó claro el motivo, el sildenafilo era bastante inútil contra esas patologías, pero tenía un potente efecto adverso secundario al producir extraordinarias erecciones en los penes de los voluntarios, quienes estaban encantados con el experimento viendo sus candores renacer.

Entonces Pfizer se marcó una serendipia de libro y la patentó en 1996, no para la angina y la hipertensión, sino como la panacea contra la disfunción eréctil, y la llamó viagra. […] Lo cierto es que nunca un efecto secundario fue tan rentable para una empresa, excepto tal vez a partir de 2020.

(López Mirones, F., 2022. Yo, negacionista. Córdoba: Editorial Almuzara, 17).

revistametabasis.com

ISSN 2605-3489