El Corán como contradiscurso estatal

Meir Margalit JerusalénMás aún, lo que está vedado en el campo político, desborda en el campo religioso. Del psicoanálisis aprendimos que todo lo reprimido retorna de una forma u otra, y esto es ineludible. La religión se convirtió en la válvula de escape de la sociedad palestina, y toda la furia y humillación reprimida se vuelca en la mezquita. El Corán es el contradiscurso estatal, y la actividad religiosa es lo más cercano a lo que J. Habermas define como un «contraproyecto al mundo jerárquico de dominación». Así como el proletario desarrolla un saber propio destinado a usurpar el poder del patrón, el palestino desarrolla una conducta de orden religioso destinada a liberarse del dominio israelí. En esta área Israel no ha logrado infiltrase lo suficiente para reprimir el espíritu rebelde de la religión, y a través de ella dirigen su ofensiva, mantienen su identidad, rescatan algo de su dignidad y canalizan su malestar nacional.

Margalit, Meir (2018). Jerusalén. La ciudad imposible. Madrid: Catarata, 117.

revistametabasis.com

ISSN 2605-3489

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s